QUÉ ES LA PATRIA? Por Ricardo Arturo Ríos Torres

 

Noemí, una de mis estudiantes de la USMA, la cual trabaja como psicóloga en el Senacyt, me invitó a un diálogo con diez estudiantes distinguidos de los colegios oficiales del área metropolitana; el encuentro ocurrió hace cinco años.

 

 El coloquio fue sobre mis vivencias en la épica de la soberanía. Uno de ellos, del colegio Francisco Beckman planteó el significado de la Patria para él.

 

 El joven con voz serena comentó que la Patria era  cómo llegar al centro escolar con un servicio de transporte deficiente e inseguro, sus compañeros en esos días  tuvieron un accidente y varios quedaron heridos.

 

 La Patria histórica no era de su interés pues él, estudiaba en una escuela deteriorada; en la comunidad no había agua, pocos tenían luz eléctrica y los servicios de salud eran inexistentes; llegaba a la escuela sin desayunar. El afán de superación lo animaba a vencer todas las adversidades,  le prometían una beca para terminar la secundaria y luego ir a la universidad.

 

 Las anteriores reflexiones surgen al ver la protesta de los deportistas negros de los Estados Unidos de América negándose a saludar el himno de ese país en la forma tradicional. Ya antes en los juegos olímpicos celebrados en México tres medallistas negros levantaron el puño del Black Power al denunciar la discriminación racial en la patria de Abraham Lincoln.

 

Los institutores, un 3 de noviembre, al desfilar ante el presidente de la República le dimos la espalda como rechazo a su política autoritaria y sobre todo por la represión al movimiento estudiantil.

 

 Trump, con la  arrogancia del Rey Midas, ataca las justas manifestaciones de los deportistas negros y los amenaza con expulsarlos  de sus ligas. Donald ignora las luchas de Gandhi, Mandela y Martin Luther King Jr. La prepotencia lo obnubila.

 

 Él con sus desplantes contra los latinos, negros y otros grupos minoritarios promueve la violencia de los grupos racistas y neonazis. La política de odio racial es igual a la de Hitler.

 

  Me solidarizo con la posición contestataria de los deportistas negros del Coloso del Norte, pues  ellos demandan el trato sin discriminación propio de una democracia.

 

  La metrópoli canalera vive, cotidianamente, el drama de miles de panameños afectados por los transportes piratas y el pésimo servicio del Metrobus. El vía crucis carece de esperanzas, los intereses creados de la mafia del transporte impiden una solución efectiva a ese trágico problema nacional.

 

 Las áreas marginadas padecen de múltiples privaciones, en especial las comunidades campesinas y sectores obreros. Vivienda, salud, educación, alto costo de la canasta familiar, transporte, seguridad y calidad de vida, además de la corrupción institucionalizada aumentan las demandas por la justicia social.

 

¿Qué es la Patria para ellos? ¿La cultura de la parranda, el futbol,  el juega vivo? La sociedad amoral atenta contra el bien común.

 

Patricia Pizzurno en Memorias e imaginarios de identidad y raza en Panamá siglos XIX y XX  asedia con crítica puntual la discriminación de los invisibles en la sociedad panameña.

 

 El racismo es parte del devenir nacional. Ayer se victimizó a José Domingo Espinar, Victoriano Lorenzo y Carlos A. Mendoza.

 

 El asesinato de cinco jóvenes de origen oriental en la Chorrera puso en evidencia la complicidad de la Policía Nacional y de los funcionarios del Ministerio Público al obstaculizar la acción de la justicia.

 

 Los aborígenes, los negros y los chinos son los grupos ignorados  por el racismo imperante en el acontecer panameño; son los invisibles en una sociedad que los maltrata con políticas excluyentes.

 

 El enclave colonial agravó el racismo con la discriminación hacia los negros y latinos. El Gold Roll y Silver Roll trascendió a la sociedad panameña. El apartheid contra los invisibles se agravó. La violencia gubernamental en las protestas de los ngobe durante el mandato de Martinelli es un ejemplo.

 

La Patria nunca es el lugar donde naces, es el sitio donde están tus afectos, dolores y alegrías, donde trabajas y sueñas.

 

El protestar contra el orden establecido, como lo hacen los deportista negros del imperio de Washington es un derecho fundamental de los seres humanos, es reclamar el derecho al futuro.

 

Jaqué y la Atlántida Por Sir Richard Brooks

 

La Bitácora de la Fantasía incluye dos capítulos de la filosofía hermética, Istmania y el Valle de los enigmas, comentan los secretos del mítico Darién y sobre todo de Jaqué, polo de la energía vital de la Atlántida.

 

El Gran Panamá del ayer, región misteriosa de los atlantes, hoy se hace realidad cuando en 40 años  la región metropolitana del  canal cubrirá el amplio espacio de Colón, Chepo, Río Hato. Será la única ciudad con dos frentes oceánicos.

 

Alonso Quijano me llevó a conocer el Jaqué del siglo XXI.  Una aventura quijotesca que narro con leves pinceladas. Llegamos el 21 de julio en un avión con el excelente pilotaje de Abelardo Herrera. Nos acompaña Heriberto Torres Acosta, el brujo de Jaqué, también conocido como el Quijote negro del Darién.

 

Al caminar el poblado, siento que el tiempo se ha detenido, es un caserío de finales del siglo XIX, durante la Guerra de los Mil Días. Al ver a los emberá pienso en Victoriano Lorenzo.

 

Nos hospedamos en una casa rústica frente al imponente océano Pacífico, ha llovido. A las cinco de la tarde voy a la playa, quedo impactado. La neblina cubre la Loma del Fondeadero, la bruma del intenso oleaje que baña el litoral se eleva hacia la niebla de la serranía, un espectáculo inédito, la naturaleza se une en un orgasmo ecológico. Al extremo está la desembocadura del río Jaqué, la unión del mar y la corriente fluvial provocan un encuentro agitado de difícil  navegación. Bellos morros custodian la entrada a Jaqué, imagino una gran flota naval de los tiempos de la segunda guerra mundial.

 

Jaqué es la confluencia del mar, la montaña y el río, un paisaje geográfico impresionante. La arena de la playa es chocolate y las olas son sonrisas con las cuales los dioses del mar besan a los lugareños y visitantes.

 

Jaqué es un sitio estratégico en el Pacífico central, área geopolítica de interés mundial, además  es la entrada de Panamá de los que llegan desde la América del Sur. Colombia lo valora y allí tiene un consulado con una hermosa e inteligente dama Kazia  Moreno. Los Estados Unidos, en 1939, establecen una base militar hasta 1947. Senafront tiene allí su asiento para resguardar la frontera y controlar el narcotráfico.

 

El Dr. José Colastra en el 2006 es secuestrado con su hijo por la narcoguerrilla de la FARC en el Guayabo, paradisíaco lugar; permanecen detenidos por 77 días. Liberados se los entregan Yive (Heriberto) a las tres de la madrugada. Ellos preparan una película testimonial sobre ese suceso.

 

Mi encuentro con Ana María Vasquez, la ecologista y antropóloga colombiana, con residencia en Jaqué me conmueve, una mujer imprescindible, la comunidad la admira y respeta. Ana trabaja con los niños siembran palmas y almendros a la orilla de la playa, tiene un vivero de tortugas, su cabaña es primitiva y está pendiente de los problemas del pueblo. Vive en México en la frontera con los Estados Unidos y organiza un encuentro para finales del 2017 para armonizar las relaciones entre los dos países.

 

Venancio Mosquera, el Niño, es dueño del único carro de Jaque. Nury prepara la más exquisita chicha de borojó, la cual levanta un muerto. Anel Bertiaga es el mejor estilista del Darién, me hizo un corte que me rejuveneció. Práxedes Iberguen dirige un taller de reciclaje de papel, ella incluso utiliza las hojas de los platanales. Le falta mercadeo. Cada día es una sorpresa, lo emocionante es asistir a un agasajo familiar a Ivar Valencia Perea y su novia Linneth, él técnico dental y ella dentista. Una noche inolvidable.

 

El lunes  23 de julio participo en el acto cívico del centro educativo Marcos Medina. El colegio prepara bachilleres en ciencias y carece de laboratorios. Entregué unos libros de mi clon Ricardo Arturo Ríos Torres, en especial La épica de la soberanía editado por el Tribunal Electoral.

 

La última noche escucho al Comité pro mejoras de Jaqué, el tema se lo dejo al profesor Ríos, es una bomba sobre la corrupción…

 

El jueves 27 de julio a las cinco de la tarde voy con Heriberto (Yive) a contemplar el tormentoso mar. Poseidón y Neptuno me regalan un mar calmo, sosegado, la entrada tempestuosa del río Jaqué está sin el oleaje tradicional, la playa bosteza con algunas olas y el mar tiene una serenidad como la que observó Balboa desde las alturas del Golfo de San Miguel, cuando bautizó al inmenso océano como el Pacífico. Amo a Jaqué.   

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

 

 

 

Operación Soberanía Por Ricardo Arturo Ríos Torres

 

El 2 de mayo del 2017 se cumplen 58 años de una gesta inolvidable, la siembra de banderas panameñas en el enclave colonial de la Zona del Canal. Decenas de universitarios, de manera pacífica, cívica y silenciosa, a la misma hora, y en distintos puntos claves del paraíso de los zonians, con dignidad patriótica, realizan para asombro del Imperio de Wall Street la Operación Soberanía.

 

 

 

   Carlos Arellano Lennox,  como Presidente de la Unión de Estudiantes Universitarios (U.E.U), dirige la acción como parte del acuerdo del IIo. Congreso Extraordinario de la Federación de Estudiantes de Panamá del 12 de diciembre de 1957 que considera, como prioridad del movimiento estudiantil, la reconquista de la plena jurisdicción en la Gran Zanja.

 

 

 

   La juventud panameña con plena conciencia del devenir de una nación con auténtico sentido de pertenencia, enriquecida por el aporte de sus poetas, narradores, dramaturgos, ensayistas como

 

Amelia Denis de Icaza, Ricardo Miró, Gaspar Octavio Hernández, Joaquín Beleño, Rogelio Sinán, Changmarín, Ramón H. Jurado, Alfredo Cantón, Diego Domínguez, Ricaurte Soler, entre otros, inicia como precursora un drama épico sin igual, la reconquista de la Zona del Canal.

 

 

 

   El 2 de mayo de 1958  el colectivo estudiantil con criterio propio y una nueva mentalidad histórica derrota la agresión psicológica impuesta por el país del gran garrote.

 

 

 

   Una fuerza inédita desafía al águila imperial, es una actitud sin concesiones, perdimos el temor, se rompen paradigmas, y se determina el cambio de rumbo en las negociaciones canaleras. De la etapa revisionista se avanza a la abrogación del Tratado Hay-Bunau Varilla de 1903, odisea que culmina el 31 de diciembre de 1999.

 

 

 

    La juventud quijotesca, con sed de soberanía, hace historia. La policía del imperio amenaza con no permitir otros actos patrióticos en su feudo, se da la Marcha Patriótica del 3 de noviembre de 1959, miles de panameños son agredidos por el ejército estadounidense, se dan más de cien heridos ese día. ¡ya no hay miedo!

 

 

 

La siembra de banderas de 1958 y la Marcha Patriótica de 1959 son los antecedentes directos de los trágicos sucesos de enero de 1964.

 

 

 

   El 9 de enero de 1964, una vez más, se entra a la Zona del Canal ante la falta de cumplimiento del Acuerdo Chiari-Kennedy de izar la bandera en los centros civiles del área canalera. Panamá rompe relaciones con Estados Unidos, por el asesinato de 21 hijos de la patria de Juan Mendoza, Justo Arosemena, Buenaventura Correoso y León A. Soto.

 

 

 

    El movimiento estudiantil panameño, ante la falta de fe de muchos nacionales, sobre todo de una elite que defiende solo sus intereses personales y de muchos que desean libertad sin sacrificios, en especial de esos que afirman “que no se come soberanía”, hace de la epopeya de las banderas una saga sin precedentes.

 

 

 

    ¡Hoy sí comemos SOBERANÍA!  Del 31 de diciembre de 1999 a la fecha son más de 9,000 millones de balboas los que recibimos de un canal panameño. De 1914 a 1979, en 65 años Estados Unidos le entregó a Panamá solo 67 millones.

 

 

 

    Hoy, Panamá tiene pendiente un justo reconocimiento a Carlos Arellano Lennox como a los universitarios panameños que sembraron banderas para que nuestro país con júbilo cosechara soberanía.

 

 

 

    La lucha histórica, desde el mismo día que se firma el oprobioso “Panamá Cede” a los Tratados Torrijos-Carter, nunca fue en vano.

 

 

 

    Hoy somos un país con plena jurisdicción en todo el territorio nacional. ¡Salud panameños!

 

 

 

    Mi abrazo patriótico a la  Generación del 58. ¡Viva Panamá!

 

 

 

Nota. Para ampliar información recomiendo la lectura de

 

La patria estudiantil panameña en “Memoria de mis memorias” y La épica de la soberanía; y la dedicatoria en “Los rostros del tiempo” en su 3ª.ed. corregida y aumentada. En la hemeroteca de la Biblioteca Nacional están los periódicos de la época con detalles de lo ocurrido el 2 de mayo de 1958 con la Operación Soberanía o siembra de las banderas.

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los desechables en la sociedad panameña

 

Y cuando contemplamos un viejo que exhibe destrezas y talento se le ridiculiza.

 

Ricardo Arturo Ríos Torres
opinion@laestrella.com.pa

 

  •  

  •  

  •  

  •  

  •  

 

El arquitecto del universo permite que los seres humanos cierren su ciclo de vida con la senectud; es la manera de evaluar nuestro devenir al asumir los errores y aciertos; es una etapa en la cual la creatividad, talento y eficacia siguen como agua viva al cosechar frutos en bien de la humanidad. La vida social, en otras épocas, consideraba desechables a los hombres y mujeres que consideraba ‘viejos' y los liquidaba. Javier Riba Peñalba, en la novela, Lunar Eterno tiene imágenes de esos trágicos aconteceres. La sociedad, hoy, victimiza a los que considera ancianos desechables; si cometen un error lo magnifican, pero si un joven actúa de igual manera lo celebran; ahora si el viejo es acaudalado lo ignoran.

 

La política, las artes y ciencias, la tecnología o cualquier acto cultural propio de la naturaleza humana, sin importar su edad, comprueba la competencia de la senectud. Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Goya, Picasso, Dalí, Goethe, Víctor Hugo, Tolstoi, Verdi, Saramago, Stravinski, Einstein, Ho Chi Min, Ellsworth Bunker, Winston Churchill, Mandela, Belisario Porras, Edilia Camargo y Richard Brooks, como muchos otros, asumen liderazgos ejemplares.

 

La experiencia de los ejecutivos japoneses, ya jubilados, la aprovechó la China de Mao y hoy el gigante oriental es una de las primeras potencias mundiales.

 

Las palabras populares para dirigirse a una persona mayor en edad, hace cinco lustros, eran señor y señora, dama y caballero. Pero hoy no sabemos qué causó el cambio de esa identificación, y en un desplazamiento grotesco aparecen las palabras: viejo y vieja, tío y tía son términos excluyentes y discriminatorios que indican que son personas desechables.

 

La Universidad de Panamá excluye a los catedráticos que cumplen 75 años, en lugar de aprovechar sus conocimientos y experiencias en la orientación de los jóvenes que inician su carrera docente. Ignoran, caprichosamente, que quienes desprecian los conocimientos acumulados jamás llenarán sus vacíos para alcanzar la sabiduría.

 

Las palabras son producto de los valores acumulados en la conciencia social y surgen de la praxis; pero el lenguaje evoluciona de acuerdo al entorno cultural; pero la senectud en la actualidad es un ente desechable en Panamá.

 

Panamá se caracteriza porque vive en una sociedad amoral, la corrupción es la norma y un modo de ser. La vida cotidiana trata así a los adultos mayores: ante una persona con canas y arrugas, se lanza la frase ‘qué bien te ves', es una expresión de conmiseración paliativa. La persona próxima a jubilarse, la evaluamos como un desecho humano. Y cuando contemplamos un viejo que exhibe destrezas y talento se le ridiculiza.

 

La ancianidad sin riqueza material, es un desecho condenado; pero si es lo contrario, entonces es una bendición de Dios para proteger y tener cerca con elogios y reconocimientos.

 

Panamá aumenta, progresivamente, el número de su población de adultos mayores, por tanto le corresponde al Estado garantizar su calidad de vida con equidad y decoro.

 

La sociedad panameña está en un despeñadero moral, todavía es tiempo de rectificar los equivocados rumbos que seguimos. Valorar la senectud es enriquecer con vivencias gratificantes el desarrollo social. Los seres humanos siempre tienen pasiones, son creativos y útiles al bienestar de la sociedad hasta su último aliento.

 

El devenir histórico es rico en ejemplos de hombres y mujeres que, sin importar la edad, nutren las artes y ciencias con creaciones maravillosas. La sociedad se dignifica cuando respeta y aprecia a sus mayores; demandamos una campaña colectiva de concientización para darle el justo reconocimiento a nuestra senectud.

 

 

 

 

 

Victoriano es Panamá por Ricardo Ríos T.

Victoriano es Panamá,  Ricardo Arturo Ríos Torres

Leer más 0 comentarios

¿Quiénes comen soberanía? por Ricardo Arturo Ríos Torres

¿Quiénes comen soberanía? Ricardo Arturo Ríos Torres

Leer más 1 comentarios

MEDICAMENTOS, ¡QUÉ DESASTRE!,  ROSE MARIE TAPIA R.

 Desde hace 8 meses Lopresor está agotado, No tiene similar. ¿Registro sanitario o intereses oscuros? Tiene 25 años en el mercado. El paciente debe soportar su enfermedad y la angustia del medicamento agotado.

  

Cuando me avisaron que el medicamento se estaba agotando compré tratamiento para seis meses. Después Leyda una prima que reside en Francia me trajo medicamento para dos meses. Ahora he tenido que tomar el medicamento anterior Inderal que me provoca el síndrome de Raynaud.

 

 No sé si es incapacidad o negligencia, el resultado es el mismo el paciente deambula de farmacia en farmacia en busca del medicamento, porque en la Caja del Seguro Social solo hay bacterias. El paciente es víctima de un sistema ineficiente, infame.

 

 El ministerio de salud no gestiona con prontitud el registro sanitario, duermen el sueño eterno. Los distribuidores de medicamentos en ocasiones provocan la escasez para incrementar el precio. Los afectados esperando que se haga el milagro y que un funcionario público con capacidad de resolver este problema, lo haga antes de que su enfermedad se complique o la falta de medicamento le ocasione la muerte. Entonces no habrá responsables, sino culpable del delito de lesa humanidad.

 

 

Leer más 1 comentarios

El arte de enseñar                                                             La sociedad panameña reclama una educación de calidad Ricardo Arturo Ríos Torres

 

La sociedad panameña reclama una educación de calidad, hoy a los educadores atomizados por intereses gremiales solo les preocupa la lucha salarial.

 

El arte de enseñar lo ignoran la Universidad de Panamá, la Normal Juan Demóstenes Arosemena y los centros universitarios con los cursos de docencia superior.

 

Mi vida como educador se enriquece desde mi escuela primaria con Otilia Garay, Ángela Fernández, Berta Rodríguez estelares pedagogas. El Instituto Nacional me aporta la experiencia de Ricardo Jaén, Pedro Ayala, Arturo Wolfschoon, Raquel de Allen, Ángela Herazo, César De León, Tobías Díaz, Pablo Pinilla y Damián Carles con una capacidad didáctica sin parangones.

 

El Nido de Águilas me orienta en las Humanidades y en el sentir patriótico que sustenta mi protagonismo en La épica de la Soberanía y en la escuela de ciudadanos de la gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá.

 

La Casa de Méndez Pereira con catedráticos excepcionales como Rafael Moscote, Ángel Rubio, Carlos Manuel Gasteazoro, Antonio Altamar, Vicente Bayard, Raquel De León, Nidia Cardoze me fortalecen con los principios básicos del Arte de Enseñar.

 

Rafael Moscote es la intelectualidad de vanguardia. Ángel Rubio, el pionero de la geografía científica panameña, es el modelo a seguir en la metodología funcional y en el poder de síntesis a través de las sinopsis. Antonio Altamar precisa los criterios de la supervisión y evaluación profesional indispensables herramientas del proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

Raquel De León y Nidia Cardoze me nutren con los fundamentos esenciales del saber geográfico. Vicente Bayard es el mentor de los ideales pedagógicos del docente como consejero emocional de los estudiantes. Bayard expresaba: nunca dejen espacios vacíos en los exámenes, sean creativos, si ignoran las respuestas hagan alusión a temas afines.

 

Carlos Manuel Gasteazoro, fundador de la Historia científica panameña, deja huellas inolvidables en la honestidad académica y en el ejercicio del oficio de enseñar.

 

Una tarde, después de una reunión con los dirigentes de las asociaciones federadas en el Nido de Águilas, llego al aula de clases con la emoción de un encuentro de lealtades.

 

Gasteazoro analiza los movimientos sociales en la América criolla, lo interrumpo con una pregunta puntal. Carlos Manuel se queda en silencio, luego, él responde con humildad: no sé. Y agrega, en dos semanas luego de investigar daré la respuesta. La lección socrática nos marca. Solo sé que nada sé.

 

Soy fundador del Instituto José Dolores Moscote en 1956 como bibliotecario, gano la posición en concurso, estudiaba Bibliotecología. Julio Pinilla es el primer director, llega con las vivencias del Instituto Nacional; allí laboran profesores ejemplares.

 

José Lisímaco Castillo, profesor de Español, visita la biblioteca en las horas libres, en esos tiempos era dirigente de la Generación del 58. Los diálogos son sobre literatura, política, filosofía y educación. Al graduarme de profesor de Geografía e Historia, me nombran en el Colegio Ángel María Herrera de Penonomé.

 

Lisímaco me explica cómo es la comunidad, su historia, clases sociales, tradiciones, el devenir político. Las tierras del Zaratí están vinculadas a las encomiendas españolas y sobre todo con Victoriano Lorenzo; mi consejero es acertado en el perfil psicológico de la población y tengo una comunicación efectiva con ella.

 

Mi docencia en el Ángel María Herrera y correspondiente acción pública es de trascendencia. Las amistades son invariables y me identifico con los penonomeños. Soy del Cerro Guacamaya y La Angostura.

 

Lisímaco es de los pocos panameños que estudian a profundidad el marxismo y la dialéctica histórica. La izquierda fundamentalista lo persigue, como ocurre con Domingo H. Turner, fundador del Partido del Pueblo.

 

El profesor Castillo es mi guía al incursionar en las letras panameñas.

 

Lisímaco trabaja por muchos años en la Academia de la Lengua, es un erudito y cervantista, merece ser académico. Soy su amigo hasta su deceso. Un arquetipo para la juventud.

 

El Arte de Enseñar depende de la mística y vocación de la praxis, soy el ejemplo de una enseñanza aluvional, soy un orgulloso educador y mi éxito corresponde a los maestros que siembran en mí las ilusiones y metas por hacer de Panamá un país con justicia social y con valores éticos, cívicos y patrióticos.

 

ESCRITOR E HISTORIADOR.

 

 

 

0 comentarios

La nueva novela de Rose Marie Tapia: Vida de compromiso

NUEVA NOVELA DE ROSE MARIE TAPIA

 

VIDA DE COMPROMISO

 

RESEÑA EDITORIAL

 

 Por casi dos décadas, Rose Marie Tapia ha escrito obras enfocadas en los jóvenes lectores, y testimonios que conciernen al conjunto de la sociedad; pero lo que ahora nos entrega es su proyecto más complicado, como ella lo reconoce: Vida de compromiso, semblanza testimonial sobre su madre, Rosa Rodríguez de Tapia (1915-1986).

 

Ficcionar, crear la estructura, la trama y el contenido sustancial de una obra literaria son siempre retos mayúsculos; sin embargo, tomar la pluma y mojarla en el corazón, en las arterias, en la memoria, para escribir sobre recuerdos que sangran apenas se tocan, es otra cosa.

 

Rosa Rodríguez de Tapia fue maestra consagrada, esposa, mujer, que a lo largo de gran parte del siglo XX forjó, junto a su esposo Santiago (1908-1972), un hogar sostenido con valores, bajo criterios de respeto, responsabilidad, amor, unión y solidaridad, que aún deben ser cimientos de toda familia pues, de lo contrario, enfrentaremos un mundo muy distinto al que aspiramos.

 

Cada existencia es resultado de un cruce de circunstancias, iluminadas o ensombrecidas por factores individuales que solo al final del camino pueden sopesarse con ecuanimidad. Rose Marie Tapia lo hace en este diálogo franco y postrero, pero no final, con su madre. A ese coloquio integra el testimonio de la familia y de amigos cercanos, para atestiguar la calidad del legado de una dama ejemplar.

 

A la vez, nos invita a recorrer una época, a compartir una existencia, pero también nos motiva a mirar a nuestro alrededor, a buscar a esos seres que, a la distancia de un abrazo, llevan una vida de compromiso de la que podríamos ser parte.

 

 

 

Ariel Barría Alvarado

 

 

 

 

 

1 comentarios

Panamá y el juega vivo Por Ricardo Arturo Ríos Torres

 

El juega vivo es un acto delictivo contra la fe pública y preludio de la delincuencia social. Vivimos en una sociedad amoral.

 

La conquista y colonización introduce el juega vivo como un modo de ser. Los españoles proclaman  la ley se acata pero no se cumple. La afirmación es falaz pues las leyes son letra muerta. La  violencia homicida contra los aborígenes y los negros esclavizados es la norma.

 

El dualismo existencial  es una acción de supervivencia, el aborigen y el negro siguen las reglas establecidas pero a espaldas del español mantienen las tradiciones y costumbres. El juega vivo es la respuesta de los oprimidos.

 

El  baile de los Congos  es la burla a los españoles, el lenguaje es el artificio para insultarlos y reírse de ellos. La vestimenta colorida y de retazos es el rechazo a la moda de los ibéricos. Los bailes  expresan la libertad que añoran y por la cual luchan con los cimarrones.

 

El gran affaire de Panamá ocurre en el Siglo XVIII. España envía a Dionisio Alcedo y Herrera, el mejor funcionario de la administración colonial a investigar a la mafia que controla el contrabando de productos ingleses, holandeses y alemanes en  la América Hispana.

 

 Los militares, eclesiásticos, magistrados de la Real Audiencia y los funcionarios de todo el engranaje administrativo están implicados.

 

 El juega vivo supera todos los límites. Corrupción S.A. es la entidad delictiva que luego se proyecta con la Zona Libre de Colón en el Siglo XX y el aquelarre de Odebrecht.

 

Don Quijote introduce al Maese Pedro,  típico pelafustán, pendenciero, malabarista y ladrón; representa el juega vivo hispano. Pedro encarna en los políticos y empresarios panameños. El transfuguismo de los diputados al cambiar de partidos a tutiplén es lo usual, son cínicos, venden sus votos al mejor postor.

 

Los empresarios atentos a cualquier trampa como Odebrecht, Financial Pacific, las comidas enlatadas, los riegos de Tonosí  son  los que se benefician de la corrupción institucionalizada en las esferas gubernamentales.

 

El poder judicial, con jueces, fiscales, magistrados venales, que comercializan sus fallos por sumas millonarias, aplican  la ley del encaje. La justicia selectiva  garantiza la inmunidad e impunidad de los ricos y poderosos. Los marginados van a las cárceles, la elite a sus casas con medidas cautelares.

 

El juega vivo es lo frecuente en la administración de justicia en Panamá, aquí somos expertos en burlar la ley.

 

Ferdinand Lesseps sucumbe ante el juego vivo de los galos.  El Escándalo de Panamá  debe titularse el escándalo francés o de Lesseps.

 

Panama papers es la gran estafa del capitalismo salvaje del Siglo XXI. La quiebra de Wall Street lo es en el Siglo XX.

 

 Los papers son el fraude fiscal de USA, Francia, Alemania e Inglaterra. Los paraísos fiscales están en Londres, París, Delaware, las Bahamas y en otras latitudes. La calificación es injusta, la gigantesca defraudación  se da en las sedes del gran capital.

 

 El juega vivo del sistema bancario mundial victimiza a Panamá como el chivo expiatorio.

 

Odebrecht  hace de la coima la inversión más efectiva en varios continentes. El soborno es la carta de presentación.

 

 El Ministerio Público nunca puede soslayar la obligación de investigar a Martín Torrijos, Martinelli y Varela  así como a los ministros involucrados en las sumas millonarias recibidas por las obras realizadas  en Panamá.

 

La ampliación de Martín de la Avenida Balboa, el pueblo la bautizó como la cinta coimera.

 

Omar, al firmar  los tratados canaleros, aspira a que las áreas revertidas sean de uso social. Sueña ver en barriadas obreras, centros escolares y de salud  a los sectores populares, su deseo es burlado por el Partido Revolucionario Democrático (PRD) que él fundó.

 

 El juega vivo de los Panameñistas y Cambio Democrático hacen una piñata de las áreas revertidas.

 

 El  lucro inmobiliario es el gran timo del patrimonio sagrado de la nación panameña. Panameños y extranjeros que nunca les importó con la gesta patriótica que conquistó la plena jurisdicción en todo el territorio nacional viven allí.

 

La intoxicación masiva de pacientes de la Caja del Seguro Social ocurre en el 2006, mueren más de 200 panameños y centenares quedan con secuelas graves  que afectan su calidad de vida.

 

El juega vivo de chinos, españoles y panameños en complicidad con funcionarios corruptos provocan una tragedia nacional.

 

El Canal ampliado es el juega vivo de empresarios españoles, italianos, belgas y panameños con el cual pretenden que la Autoridad del Canal les pague por sobrecostos, es un hurto millonario.

 

El juega vivo es el estigma del panameño. El amiguismo,  los padrinos son la solución fácil al día a día.

 

 Qué hay pa mi es la expresión popular del político, empresario, funcionario y panameño común.

 

Panamá patrocina una sociedad amoral. Ser decente, honesto, responsable es una afrenta para los que hacen del juega vivo su praxis.

 

       El juega vivo es una conducta delictiva opuesta al  civismo de una ciudadanía militante. Se da en todas las latitudes y épocas.

 

 Panamá lo  patenta y lo asume como  modelo de vida. El arquetipo  de una mejor calidad de vida y bienestar para los panameños es posible si superamos la mediocridad institucional y el individualismo oportunista. 

 

Los valores éticos, cívicos y patrióticos son los  pivotes del panameño nuevo que nos dignificará como la tierra de la esperanza.

 

Panamá, febrero de 2017.

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

EL CANAL FRANCÉS- Ricardo Arturo Ríos Torres

 

EL CANAL FRANCÉS

 

                         Por Ricardo Arturo Ríos Torres

 

 Marc de Banville hace una apología del sueño de Ferdinand de Lesseps, de  construir un canal sin esclusas en la cintura de América, será el Bósforo de los océanos entre el Atlántico y el Pacífico.

 

 La obsesión canalera se hace realidad, cuando Francia ambiciona repetir el éxito del Canal de Suez; logra un acuerdo con Colombia y miles de franceses con los caribeños de Martinica y Barbados inician la excavación de la Gran Zanja.

 

Canal Francés. La aventura de los franceses en Panamá por Marc de Banville, es la saga de exploradores, ingenieros, administradores,  empresarios, políticos, aventureros y artistas del país galo, en un país tropical sin paraísos y con el infierno de enfermedades mortales que abaten, sin misericordia, a los titanes de la utopía canalera.

 

Lucien Napoleón Bonaparte Wyse y Armand Reclus  inician exploraciones en el Istmo de Panamá, las experiencias son de antología.  La fantástica aventura, al estilo de Julio Verne, cuenta con el apoyo del panameño Pedro Antonio Sosa.  Colombia, con la Concesión Wyse, autoriza la epopeya en un hábitat malsano y de imprevisibles consecuencias. El  Chagres y el corte Culebra son los grandes desafíos.

 

 París especula, el lucro alimenta la corrupción, el juega vivo de los estafadores provoca con sobornos, fraudes y malversaciones, el mayor escándalo bursátil del siglo XIX, solo  superado por la

 

quiebra de Wall Street en el siglo XX y los Panama Papers del siglo XXI.

 

Las fiebres mortales acosan con muertes colectivas a los mejores ingenieros franceses.  

 

La geografía rechaza el proyecto de un canal a nivel y luego de mil tropiezos acogen la idea de un canal de esclusas,  planeado por Joseph Adolphe Godin de Lépinay y acogido por Philipe Bunau Varilla. Gustave Eiffel sobresale con la construcción de enormes compuertas deslizantes, igual a las italianas del canal ampliado. Los millones del despilfarro en Panamá construyen la famosa Torre Eiffel de París.

 

El escándalo de Panamá derrota a Ferdinand de Lesseps, la bancarrota financiera hace naufragar la ilusión de miles de franceses que ofrecen sus ahorros a una empresa nacional que se consideró patriótica y la cual es burlada por una prensa venal y los sectores bancarios corruptos del país de Carlomagno.

 

El escándalo de los galos, de Ferdinand Lesseps es el calificativo correcto para el juega vivo de los franceses.

 

Philipe Jean Bunau Varilla es el artífice del rompecabezas que salva parte de la inversión. El ingeniero, hábil negociador, hace lobby en los círculos de poder de Washington y logra que la Ruta de Panamá coincida con Theodore Roosvelt de tener un canal que responda a la geopolítica de expansión del Coloso del Norte.

 

 Bunau Varilla, en audaz juego de ajedrez, cuenta con el apoyo de la Panama Railroad Company  y de William Nelson Cromwell, que respaldan el acto separatista de Panamá de 1903. Philipe Impone su nombramiento como embajador de Panamá en Washington y firma el Panamá Cede.  Jean Varilla vende las acciones del Canal Francés por 40 millones de dólares beneficiándose de esa transacción. Panamá nunca le perdona el “affair” y e{ nombre Philipe llena de escarnio la historia de la nueva república.

 

El ingenio y faena de franceses, con los mapas topográficos, maquinarias y sobre todo las gigantescas dragas de las excavaciones del Corte Culebra, es utilizado por los norteamericanos.

 

La proeza francesa facilita el éxito de los hombres de hierro del Big Stick.  

 

Panamá asimila la arquitectura, costumbres y lenguaje de una cultura de alto relieve. Muchos panameños estudian en Francia.

 

Canal Francés. La aventura de los franceses en Panamá. 2ª.ed. es el compendio en once capítulos de los hechos más sobresalientes de la odisea de Ferdinand de Lesseps. La prosa es elegante, el estilo didáctico, el formato y diagramación funcional. El texto  es enriquecido por 189 ilustraciones de mapas, grabados, fotografías, sellos y monedas. El papel es laminado.

 

Reconozco el esfuerzo literario de Marc de Banville, un francés enamorado de Panamá, igual que al protagonista de la singular novela de Georges Simenon,  Barrio Negro.

 

 Referencia Bibliográfica. De Banville, Marc. Canal Francés. La aventura de los franceses en Panamá/ Bogotá: Canal Valley, 2012. 2ª.ed. 190p. il.

 

Panamá, febrero 2017.

 

Nota. Ensayo incluido en Literatura Selecta.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

El 9 de enero y la Caravana por la Soberanía Ricardo Arturo Ríos Torres

 

El 9 de enero y la Caravana por la Soberanía

 

Ricardo Arturo Ríos Torres

                                                                                         La patria está en el alma,

                                                                                            las pasiones, instintos y

                                                                            conciencia de los seres humanos

                                                                                                        Richard Brooks

  

  El Movimiento por la Identidad y Memoria Histórica y la Biblioteca Nacional con el apoyo de Nitzia Barrantes organizan en el 2013, de cara al Cincuentenario de la Gesta del 9 de Enero de 1964, la Caravana por la Soberanía. La acción patriótica se inspira en la famosa Carreta de García Lorca al recorrer la España campesina promoviendo la cultura.

 

  La caravana es una exposición itinerante de libros, videos, fotos, documentos, periódicos de la época que muestra la épica de la Soberania por recuperar nuestra jurisdicción en el enclave colonial.

 

  Penonomé es la primera posada es la cuna del héroe y mártir Ezequiel González Meneses.

 Ezequiel participa en la Marcha Patriótica del 3 de noviembre de 1959, y es uno de los primeros panameños asesinados por el ejército estadounidense en la trágica noche del 9 de enero de 1964; su esposa estaba por darle su primer hijo.

 

  La Caravana se presenta del 23-26 de abril del 2013 en la Biblioteca Pública Fernando Guardia; en un acto impresionante, se le entrega al hijo de Ezequiel, fotos del protagonismo de su padre en los sucesos del 3 de noviembre 1959.

 

  La Asociación de Estudiantes del Instituto Nacional de 1964 dirigida por Rimsky Sucre y Marcos Ramírez nos acompañan en esa acción ciudadana de concientizar patrióticamente a la comunidad nacional, obsequian a la Biblioteca de Penonomé un cuadro con la imagen de los institutores portando la bandera al llegar a la Escuela de Balboa en la tarde del 9 de enero de 1964.
 
Soná, es la segunda posada quijotesca. El 11 de junio llega la Caravana  a la Biblioteca Pública Jacinto Velásquez R., allí se dan los primeros testimonios  de la  solidaridad de la provincia de Veraguas durante la agresión estadounidense en enero de 1964. Los protagonistas explican cómo se movilizaron para llegar a Panamá durante esos días de luto y dolor, y cómo son detenidos por los yankees en el Puente de las Américas. El pueblo  grita su indignación, es la Patria de Quibián, Urracá, París, Celestino González, Polidoro Pinzón y Changmarín.
 
 David, la tierra de los indomables chiricanos que dan el paso inicial en la Guerra de los Mil Días y luego defienden el suelo patrio en la Guerra de Coto con Costa Rica, participan en un evento inolvidable; presente está Eligio Carranza uno de los héroes institutores del 9 de enero, de los seis que llevan nuestra bandera a la Escuela de Balboa. Los chiricanos de viva voz dan detalles de cómo reaccionan ante la agresión y de la movilización a Panamá. Son detenidos por el ejército de las águilas imperiales en Arraiján. La caravana se presentó del 6 al 9 de agosto en la Biblioteca Pública Santiago Anguizola de David.
 
 Colón recibe la Caravana el  11 de noviembre de 2013 en el Centro Regional Universitario. Los colonenses  pelean con valentía hasta el 12 de enero de 1964. La lucha heroica se da con los únicos heridos de bayoneta y culatazos.  Cinco estadounidenses mueren en los duros enfrentamientos.  Los herederos de Pedro Prestán se enfrentan cuerpo a cuerpo contra los soldados del imperio de Wall Street. Colón le ofrece a la Patria sagrada tres mártires.
 
 Panamá, del 19 de noviembre al 9 de enero de 2014 culmina la caravana iniciada durante el 2013  en la Biblioteca Ernesto J. Castillero R.; centenares de panameños se reúnen en un solemne acto patriótico. El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa ofrece la homilía,  están presentes los institutores heroicos, los heridos del 9 de enero, los protagonistas de carne y hueso de la patria de León A. Soto y Victoriano Lorenzo gritan henchidos de emoción ¡Viva Panamá!
 
 APEDE convoca la Caravana el 8 de enero de 2014 con un acto significativo.

 La Universidad Tecnológicaa el 10 de octubre del 2014 presenta también la Caravana. 

 

Santiago de Veraguas, el 13 de noviembre de 2014 realiza un acto apoteósico en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena. Ana Elena Porras, líder del Movimiento por la Identidad, explica nuestra lucha por restaurar la Cátedra de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos.

 

 La Caravana por la Soberanía logra sus propósitos: elimina el día puente, restaura la bandera del 9 de enero y reestablece la Cátedra de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos y sobre todo obliga al gobierno de Martinelli  a organizar los actos conmemorativos del cincuentenario de esa gesta con el decoro que la fecha demanda.

 

 El movimiento por la Identidad y Memoria Histórica se fortalece  como  entidad independiente. Nitzia Barrantes, como directora técnica de la Biblioteca Nacional, organiza la exposición itinerante.

 

Durante la jornada patriótica del 2013 al 2014 contamos con el apoyo de Roberto Motta, Ricardo De la Espriella y Javier Riba Peñalba.

 

Nota. El Tribunal Electoral publicará la 2ª.ed. corregida y aumentada de La épica de la Soberanía que incluye este ensayo.

 

Panamá, 11 de enero 2017.
 

 

2 comentarios

Coclé y Colón, 9 de enero. Ricardo A. Ríos Torres

 

Coclé y Colón, 9 de enero

 

Ricardo A. Ríos Torres

 

La noche del 9 de enero de 1964, al sintonizar las noticias del Canal 2, escucho cuando el “Fat” Arquimedes Fernández anuncia que los institutores son agredidos por los zonians, cuando tratan de darle  cumplimiento al Acuerdo Chiari –Kennedy de izar la bandera panameña en los sitios públicos del área canalera a partir del 1 de enero de 1964.

 

Quedo paralizado y mi indignación me lleva a salir a la calle. En ese momento la banda de tambores y cornetas del Cuerpo de Bomberos de Penonomé, llama a la ciudadanía a manifestarse, centenares de ciudadanos marchamos por las distintas avenidas y nos reunimos en Cabildo Abierto en la sede del Municipio. Allí se discuten las acciones a tomar y se decide elegir el Comité de Defensa de la Soberanía de la Provincia de Coclé que se movilizará por todos los corregimientos de la provincia, con el propósito de tomarnos la base militar estadounidense de Río Hato.

 

 El Comité de Defensa de la Soberanía de Coclé se organiza mucho antes que el de la ciudad capital, presidido por Jorge Illueca. La iniciativa es del Lic. Marcelino Jaén y acogida por unanimidad.

 

La acción ciudadana es inédita y pionera en el devenir republicano. El Panamá Profundo, igual como sucede el 10 de noviembre de 1821 al declararse la Independencia de Panamá de España desde la provincia de Los Santos,  vuelve a manifestarse. La trágica noche del 9 de enero, la comunidad coclesana da un paso al frente, se organiza cívicamente y coordina la protesta popular contra la agresión del Coloso del Norte.

 

El 10 de enero, distintas comisiones visitan todos los distritos de Coclé y sus corregimientos, invitan a los coclesanos a una gran marcha el 11 de enero al enclave militar estadounidense en Río Hato. Efectivamente decenas de automóviles transportan a centenares de coclesanos, la manifestación es presidida por el Gobernador de la Provincia. Al llegar, abandonan la instalación militar los soldados del águila imperial en distintos aviones, previamente informados por la Guardia Nacional. Allí izamos la bandera panameña, cantamos el Himno Nacional y ejercemos nuestra Soberanía.

 

Durante muchísimo tiempo mantenemos nuestro comité con distintas actividades de concientización, la entidad de Panamá desaparece cuando nombran al Dr. Illueca en las Naciones Unidas. Roberto F. Chiari nos envía una carta y  solicita que le demos un voto de confianza y así lo hacemos.

 

Ezequiel González Meneses, el mártir penonomeño, es asesinado por el ejército estadounidense en la noche del 9 de enero. Ezequiel milita con la Generación del 58  y el 3 de noviembre de 1959, participa en la Marcha Patriótica que realizamos en la Avenida 4 de julio. Golpeado por la policía zoneíta es encarcelado junto con Ezequiel González Núñez del colegio José Dolores Moscote. Al salir de la cárcel, el juez yanqui, con arrogancia, le dice a los jóvenes panameños: que nunca más pueden pisar el suelo de la Zona del Canal, los dos le contestan al unísono: volveremos cuántas veces sea necesario. Así lo hacen el 9 de enero. Los restos de Ezequiel González Meneses reposan en el cementerio de Penonomé.

 

 Durante esos sucesos laboro como profesor en el Colegio Ángel María Herrera de Penonomé y me toca el honor de presidir el Comité de Defensa de la Soberanía de Coclé. El colegio Ángel María Herrera cierra filas en la lucha por la soberanía, los docentes y estudiantes son la vanguardia de esa gesta gloriosa.

 

Recomiendo para ampliar información la lectura del ensayo “La patria estudiantil panameña” en Memoria de mis memorias y La épica de la soberanía  y la dedicatoria de Los rostros del tiempo en su 3ª.ed.corregida y aumentada.

 

La Patria se construye todos los días con devoción, trabajo y fe en una nación que desarrolla con valentía  la saga de la soberanía.

 

 Colón y el 9 de enero.

 

 Colón, históricamente, es el polo de la rebeldía de la nación panameña. En distintas épocas se manifiesta con hidalguía en las luchas sociales y nacionalistas. En la época colonial, en los palenques del litoral atlántico, los cimarrones  ponen en jaque a los españoles.

 

Pedro Prestán, a finales del Siglo XIX desafía al cónsul del Coloso del Norte y paga con su vida su osadía. La Guerra de los Mil Días es el escenario de duros combates en Colón. En 1903, su respaldo es decisivo para la Separación de Panamá de Colombia.

 

Durante la Generación de 1958 son muchos los dirigentes de Colón que participan durante los sucesos de la Masacre de Mayo y en las luchas por la siembra de banderas en el área canalera.

 

1959  es año de grandes convulsiones sociales. Se da el levantamiento del Cerro Tute y el desembarco de los cubanos en Nombre De Dios. Estudiantes abelistas, con Eduardo Díaz Fuentes, se le unen en protesta contra el gobierno oligárquico de Ernesto de la Guardia.

 

La Marcha del Hambre sale de Colón y culmina con la toma pacífica de la Asamblea de Diputados.

 

En junio de 1966 se da la insurrección popular ante el asesinato de Juan Antonio Navas Pájaro.

 

Floyd Britton, el insobornable líder estudiantil y popular, nace en la Ciudad de Colón. Es asesinado por la dictadura militar en 1969.

 

En 1964, ante la agresión del Águila imperial, durante los trágicos días del 9 de enero, Colón da un paso al frente y las acciones más violentas se dan en las calles aledañas a la Zona del Canal. Cinco estadounidenses, entre civiles y militares pierden sus vidas en los duros enfrentamientos que dejan a decenas de colonenses heridos y tres Mártires. Ellos son Maritza Alabarca, niña de meses, muere asfixiada por los gases lacrimógenos del ejército estadounidense. Abaleados fallecen el sargento de la Guardia Nacional Celestino Villarretas y el estudiante Carlos Renato Lara del Colegio Nocturno Octavio Méndez Pereira. Son numerosos los heridos de bayoneta y culatazos,  en el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, que se da en el área canalera del atlántico.

 

Durante la Invasión de 1989 se dan actos heroicos en Coco Solo, como el del Teniente Manuel de Jesús Castillo.

 

En  el 2012 Colón aporta nuevos mártires en la lucha social, de la comunidad panameña, contra la arrogancia del gobierno de Martinellli.

 

Colón es semillero de Mártires y Héroes.

 

Nota. Se consultó de Rolando Sterling Arango su libro Colón: ciudad de indomables. 2ª. Ed. 2005.

 

Recomiendo la lectura de Memoria de mis memorias en su 3ª. ed. corregida y aumentada para ampliar información sobre la Gesta del 9 de Enero. La épica de la soberanía y  Literatura Selecta.

 

Panamá, 10 de enero de 2017.

 

Nota. El Tribunal Electoral pronto publicará la 2ª.ed. corregida y aumentada de La épica de la Soberanía que incluye este ensayo.

 

0 comentarios

LA ÉPICA DE LA SOBERANÍA, Ricardo A. Ríos T.

 

 

LA ÉPICA DE LA SOBERANÍA

 

Ricardo A. Ríos T.

 La Tajada de Sandía de 1856 es el primer antecedente del 9 de enero de 1964.

 

   La república en 1903, surge como un protectorado del águila imperial. Los Estados Unidos imponen el PANAMÁ CEDE  con el enclave colonial en el corazón geográfico del istmo panameño.

 

  La épica de la soberanía se inicia con la oposición al Tratado Kellog-Alfaro (1926), al Convenio Filós –Hines (1947) y al Tratado Remón-Eisenhower (1955).

 

  La siembra de banderas del 2 de mayo de 1958 y la Marcha Patriótica del 3 de noviembre de 1959 expresan la determinación  de la juventud de vencer la agresión psicológica contra nuestro país. Los estudiantes no respetan ni  temen la política del garrote y rechazan la presencia estadounidense en la Gran Zanja.

 

   Panamá reclama la plena jurisdicción en el territorio nacional sin enclave colonial ni zonians con su racismo. Queremos el Canal.

 La épica de la soberanía cambia el rumbo de las negociaciones canaleras, de la revisión pasamos a la abrogación del Tratado Hay-Bunau Varilla.

 La saga por la bandera lleva al presidente Roberto F. Chiari a firmar el Acuerdo Chiari-Kennedy de 1963, el cual establece que a partir del 1 de enero de 1964, se  izará la insignia nacional en los sitios públicos del área canalera. El incumplimiento de lo pactado  y la rebelión de los zonians es el detonante de los trágicos sucesos de enero de 1964.

 

   El Nido de Águilas es un caldero de protestas. El 9 de Enero, los graduandos deciden marchar pacíficamente y en silencio a la Escuela de Balboa, epicentro de los colonialistas que se niegan a cumplir el mandato de su gobierno.

  Los 200 institutores, con una decena de profesores, llegan a los predios del edificio de la Administración del Canal, son detenidos por la policía norteamericana. Llegan a un acuerdo y marchan  6 valerosos estudiantes a izar nuestra bandera y cantar el himno nacional, como acto de reafirmación de la soberanía panameña en la zona canalera.

 Los zonians y su policía los agreden, en el forcejeo rompen la enseña patria, se dispara la indignación popular ante la violencia generada por ellos. Los enfrentamientos se dan en la Avenida 4 de julio, hoy Avenida de los Mártires. La soldadesca yankee asesina a 21 panameños y más de 600 son heridos, tanto en Panamá como en Colón.

 

 El  repudio es unánime en todo el país,  en Coclé, el Comité de Defensa de la Soberanía, formado esa misma noche en Cabildo Abierto en Penonomé decide tomarse la Base Militar de Río Hato el 11 de enero. Panamá rompe  relaciones con los Estados Unidos.

La elite dominante, cincuenta y tres años después del 9 enero de 1964, permanece la mentalidad de protectorado. La barbarie oficial con Martinelli (2004) borra  los murales que la juventud pinta en la Avenida de los Mártires, bautizada con sangre, dolor y lágrimas.

 

La política de desnacionalización de Lucy Molinar en el Meduca  elimina la Cátedra de Relaciones de Panamá con los Estados Unidos, además atenta contra las letras y la cultura que enriquecen el sentido de pertenencia, identidad y memoria histórica de la Patria Sagrada. Lucy criminaliza a los institutores en el afán de deslucir el cincuentenario de la Gesta de 1964.

 El Movimiento por la Identidad y Memoria Histórica con la Caravana por la Soberanía derrota las pretensiones de Martinelli y lo obligamos a conmemorar con dignidad y honor la gesta patriótica del 9 de Enero.

 

 El mejor homenaje a los mártires de enero y héroes de la Patria es conquistar la soberanía popular  para que nunca más se  repitan hechos tan bochornosos. Y unir a la ciudadanía para eliminar a La Estrella de Panamá y El Siglo de la Lista Clinton.

 Mi reconocimiento a las institutoras que marcharon con decoro a la Escuela de Balboa la tarde gloriosa del 9 de enero: Xenia Ávila, Xiomara Salazar, Bélgica Macías, Noris Batista, Yadira Arofulo, María Burgos, Xiomara Jiménez, Sandra Ortega, Brenda Gardellini, Mariela Chung, Maritza Ortega, Beira Garrido, Delia Falcón, Clementina Richard, Vielka Ibáñez, Ofelia Rodríguez y otras aguiluchas de V y IV año. Se calcula que eran más de 50 institutoras.

 

Panamá, enero de 2017.

2 comentarios

Panamá, Corrupción S.A.                                                                                                  Ricardo Arturo Río T

 Panamá, Corrupción S.A.

 

Ricardo Arturo Río Torres

 

   Cristóbal Colón  en la lettera raríssima (1503)  considera a Panamá como el Auristán, la tierra del oro, de la riqueza fácil y los reyes de España nos llaman Castilla del Oro. Somos el país del  escándalo del Canal Francés, los Panama Papers y las coimas de Odebrecht.

  

El juega vivo es lo cotidiano, aquí el saqueo de los fondos públicos está bendecido por la ley del encaje.

El lenguaje del cinismo político hiere a la opinión pública, la inmunidad e impunidad de la elite, tienen el aval de la justicia, por ello es oportuno recordar lo ocurrido en el Panamá Colonial en el Siglo XVIII. 

  

     El alarmante contrabando (hoy narcotráfico) que acosa a la Audiencia de Panamá, obliga a la corona española a enviar a nuestro país a Dionisio de Alsedo y Herrera.

 

    El probo y eficiente funcionario, al llegar a Panamá, tiene 39 años de experiencia administrativa en defensa de los intereses hispanos en las colonias de ultramar. Dionisio Alsedo es nombrado Capitán General, Gobernador y Presidente de la Audiencia de Tierra Firme con órdenes de combatir el comercio ilícito.

 

   España, con el monopolio comercial y el deficiente sistema arancelario, afecta el expansionismo financiero de Inglaterra y Holanda.  La estructura administrativa inflexible y obsoleta, además del juega vivo de los españoles y criollos alienta el contrabando en el Caribe y hace de Panamá el centro vital de su distribución en Centroamérica y el Pacífico Sur. 

 

     Dionisio, desarticula el comercio clandestino en la zona de tránsito de Portobelo – Chagres – Panamá e igual hace con la Ruta de Pacora. Así surge la Ruta de Coclé, con asiento en Penonomé, Natá y Capira, son Los llanos del Chirú de Omar Jaén Suárez. Ingleses y holandeses, con la complicidad de las autoridades españolas, desarrollan una mafia contrabandista (cartel) que implica a personajes distinguidos de la vida social, clerical, política y administrativa de la colonia. El “escándalo histórico” de Panamá se inicia con la quiebra del Canal Francés.  

 

     Contrabando S.A. ejerce un dominio absoluto en toda la región coclesana hasta que las medidas de Dionisio Alsedo y Herrera, Presidente de la Audiencia de Panamá, golpean la corrupta red.  El contraataque del comercio clandestino es inmediato.

  

     Los intereses creados, afectados por la acción enérgica de Dionisio Alsedo, logran que el reino de España lo destituya como Presidente, Comandante General y Gobernador de Panamá. 

 

    Corrupción S.A con la complicidad de funcionarios inescrupulosos, lo atacan con infamias e intrigas  acusándolo falsamente de irregularidades. Dionisio es detenido, embargan sus bienes y se le juzga. El calvario dura doce años, el hombre íntegro es rehabilitado moralmente de los viles cargos imputados. Dionisio  es inocente pero finalmente muere en la pobreza. Corrupción S.A. es parte de Panamá. 

 

     Dionisio es un hombre extraordinario, a la par de su rectitud deja abundante producción bibliográfica en torno a la historia, geografía, costumbres y aspectos administrativos de los territorios españoles en América y el Pacífico oriental.  

 

     Los escándalos y acciones delictivas del personal de la Real Audiencia de Panamá (cualquier parecido con la realidad actual no es coincidencia) hacen que la corona española la elimine, así confirma las denuncias de Dionisio Alsedo y Herrera.  

 

    Corrupción S.A. tiene antecedentes históricos muy arraigados en Panamá, las prácticas nocivas están institucionalizadas. La elite dominante está implicada.  

 

    La coima corrompe la burocracia panameña, en todos los niveles cada funcionario exige su soborno. Panamá debe vencer con decoro el juega vivo de la empresa pública como privada.  

 

   Panamá requiere con urgencia notoria de funcionarios y ciudadanos ejemplares, que actúen con la dignidad y honor de un hombre ético, como Dionisio Alsedo y Herrera.  

 

   Panamá es sinónimo de escándalo y pillaje por la codicia de  políticos y empresarios que comprometen el prestigio nacional; es tiempo de retomar el sendero de la acción moral que nos identifique como nación.  

 

   Recomiendo en  la Revista Lotería, en los números 320 – 321, la enjundiosa monografía de la Dra. Argelia Tello Burgos sobre el caso de Dionisio Alsedo y Herrera. La Biblioteca Nacional posee información adicional sobre Dionisio es oportuno leer  de mi autoría Los rostros del tiempo en su 3ª. ed. corregida y aumentada. 

 

Panamá, enero 2017.

0 comentarios

La Estrella es Panamá, Ricardo a. Ríos T.

 

 

La Estrella es Panamá

 

Ricardo Arturo Ríos Torres

 

 Las águilas imperiales del Gran Garrote, desde el siglo XIX,  violan la patria de José Domingo Espinar, Tomás Herrera, Juan Mendoza, Domingo H. Turner, Diógenes de la Rosa, Carlos Iván Zúñiga, Jorge Illueca, Marta Matamoros, Clara González, Floyd Britton, Polidoro Pinzón, Sara Sotillo, Gumercinda Páez, Acracia Sarasqueta, León A. Soto, Manuel Celestino González.

 

 Los zarpazos criminales del Destino Manifiesto  nunca han impedido que el sentimiento anímico de la nación panameña  siempre renazca con más fuerza emocional,  asimismo es mayor  la determinación y entereza para levantar hacia el infinito la bandera de Ascanio Arosemena, Ezequiel González Meneses y Víctor Manuel Iglesias.  Los panameños somos invencibles.

 

Nunca el imperio de Wall Street nos ha derrotado. El incidente de la Tajada de Sandía de 1856 provocó una reacción popular sin precedentes, más de 18 estadounidenses son muertos. 

 

El Tratado de Wisconsin de 1903 avala el asesinato de Victoriano Lorenzo, líder de la cholada coclesana y héroe invicto de la Guerra de los Mil Días. La muerte del guerrillero de la Negrita es el semillero de muchas luchas contra la injerencia norteamericana. Victoriano encarna en la épica de la Soberanía, con su astucia y valentía eliminamos el enclave colonial, la perpetuidad y a los zonians.

 

Eusebio A. Morales funda el Instituto Nacional (1909-1910) baluarte del nacionalismo panameño. Octavio Méndez Pereira, José Dolores Moscote y Manuel Roy  crean en 1935 la Universidad de Panamá como conciencia crítica del devenir republicano.

 

La década de 1920  rechaza el Tratado Kellog-Alfaro de 1926 y se consolidan los distintos movimientos populares, sindicales, feministas y políticos. Acción Comunal surge como colectivo nacionalista de la clase media profesional, la consigna es Panamá para los panameños, no queremos más gringos en los puestos públicos. La década de 1920 propicia la Revolución de Tule, el Movimiento Inquilinario y la Guerra de Coto.

 

El Convenio Filós-Hines de 1947 une a la ciudadanía militante y se impide la instalación de las 136 bases militares en el territorio nacional. Sebastián Tapia es el primer mártir estudiantil, es aguilucho.

 

La épica de la Soberanía reta al imperio de Washington, se exige la abrogación del Panamá Cede y se siembran banderas de dignidad y honor en el área canalera. La juventud con hidalguía vence la agresión psicológica de los gringos y  demanda el fin del enclave colonial, el Canal es nuestro.

 

La invasión de 1989 es la respuesta del Pentágono a nuestro devenir soberano, centenares son los panameños asesinados por la soldadesca de los rangers pero nada nos impide celebrar en 1999 que el Canal es panameño, sin yankees ni enclave colonial.

 

La Diplomacia del dólar continúa la agresión con los Panama papers  que afecta tanto a la economía nacional. La Lista Clinton es otra intervención financiera, el objetivo es silenciar al periódico más longevo de Panamá, es un atentado contra nuestra identidad, memoria histórica y sentido de pertenencia.

 

 USA  ataca al principio de la libre empresa al imponer la venta del periódico del pueblo. La Estrella es peligrosa para los intereses hegemónicos  del país de la Doctrina Monroe.

 

 El embajador Feeley  actúa como un tribuno de la Roma de los Césares, interviene en nuestro país como en los tiempos de Richard Marsh y de la Patria Boba.

 

 El pueblo cierra filas en defensa de La Estrella de Panamá. Lo que nunca entenderá el embajador de USA es que La Estrella es PANAMÁ, es como el Chagres, agua viva a favor del bienestar de los hijos de Quibián, Urracá, Bayano y Felipillo.

 

 Hoy como ayer, los panameños volveremos a derrotar a las águilas imperiales, les quitaremos las garras, picos y plumaje.

 

 Las gaviotas de Ricardo Miró limpiarán nuestros cielos de esas aves de rapiña… Y Changmarín y Domingo Díaz nos darán un abrazo patriótico.

 

Panamá, 29 de diciembre 2016.

 

 

 

 

2 comentarios

Milton Henríquez,  la excepción, Ricardo A. Ríos T.

 

 

Milton Henríquez,  la excepción

 

 

 

Ricardo Arturo Ríos Torres

 

 

 

 

 

La experiencia como catedrático de la Universidad Católica Santa María La Antigua es maravillosa, allí fundo los círculos de lectura que siembran el país de lectores entusiastas. La USMA es el sendero para conocer a Jorge Kam, Melba Palacios, Itzel Saayavedra, Ariel Barría, Marianela y Roberto Motta, y a Milton Henríquez.

 

Milton, en una ocasión, me invita a participar a un encuentro con la juventud profesional de la Democracia Cristiana, el propósito darle detalles históricos de la épica de la soberanía. El diálogo es didáctico.

 

El ministro Henríquez responde a las iniciativas de Olimpo Sáez y Lisímaco López de organizar un homenaje a los héroes y patriotas de la saga nacionalista, con ocasión del aniversario de la Operación Soberanía en el auditorio Ascanio Arosemena el 3 de mayo de 2016. El acto es emotivo y con un significado especial de cara a la inauguración de la ampliación del canal.

 

El 17 de noviembre de 2016, el ministerio de Gobierno organiza un reconocimiento las mujeres panameñas que se destacan en las luchas nacionalistas. Las institutoras, protagonistas de la marcha a la Escuela de Balboa el 9 de enero de 1964, allí están con otras damas que participan en distintos aconteceres como la siembra de banderas de 1958 y el rechazo al Convenio Filós-Hines de 1947.

 

El aniversario de la creación de la primera república panameña del 18 de noviembre de 1840 con Tomás Herrera es celebrado con una romería en el Casco Antiguo, el 18 de noviembre de 2016.

 

El 5 de mayo de 2016 se celebra en el despacho del ministro Henríquez una reunión con Imelda Berguido, Carlos Arellano Lennox, Carlos Arrieta y Ricardo Arturo Ríos Torres, allí hacemos la solicitud de entregarle al Museo del Canal tres de las banderas que sembramos en el enclave colonial la mañana inmensa del 2 de mayo de 1958, en especial la que llevamos a la plazoleta del edificio de la administración del imperio de Wall Street. Carlos Staff, viceministro de Educación, allí presente avaló nuestro pedido. El 5 de diciembre de 2016 se realiza una reunión con las autoridades del Museo del Canal y Milton Henríquez hace la solicitud formal para entregar las banderas de la Operación Soberanía para que acompañen a la bandera heroica del 9 de Enero. El acto oficial será el 2 de mayo de 2017.

 

Milton es la excepción con los otros ministros de gobierno, incluso con los del actual régimen. Las actividades culturales, cívicas, históricas son múltiples.

 

El palacio de Gobierno acoge conferencias como las de Rimsky Sucre y Vladimir Berrío Lemn sobre el 9 de enero; Conociendo nuestras raíces precolombinas por Georgina LInares; Victoriano Lorenzo por Temístocles Díaz. Un Congreso para la Humanidad en relación al Congreso Anfictiónico de 1826 de Mario Castro Arenas. Bolívar y el Estado de Derecho por Nivia Rossana de Castrellón; Panamá y la Carta de Jamaica de Rafael Candanedo; Manuela Sáenz una luchadora de Yolanda Marco.

 

La épica de la Soberanía se da desde la década de 1920 con el rechazo del Tratado Kellog-Alfaro de 1926, es notoria la acción beligerante de Acción Comunal. La oposición popular al Convenio Filós-Hines en 1947 logra su rechazo.

 

La Federación de Estudiantes de Panamá, en el congreso extraordinario del 12 de diciembre de 1957, exige la eliminación del enclave colonial y la jurisdicción plena en todo el territorio nacional. La siembra de banderas del 2 de mayo de 1958, rompe paradigmas, vencimos la agresión psicológica de USA contra los panameños y se reclama la abolición del nefasto Panamá Cede. La Marcha Patriótica del 3 de noviembre de 1959, a la zona canalera, es el antecedente directo del 9 de enero de 1964, la agresión de los zonians ocasiona más de cien heridos y se dan dos detenidos.

 

Milton Henríquez es consciente de la saga nacionalista y es el único ministro del gobierno de Varela que defiende la memoria histórica, las raíces compartidas y fortalece con actitudes cívicas y patrióticas la identidad de una nación aluvional como la panameña.

 

Desde la Avenida de los Mártires mi reconocimiento a un panameño ejemplar.  Panamá, enero de 2017.

 

Recordemos  que en los temas de interés  para   Panamá y   los Panameños  el compromiso es  de  Todos:  los ciudadanos, Funcionarios,  Gobernantes,  integrantes del Gabinete de Estado,  en  los  Órganos:  Ejecutivo,  Legislativos,  Judicial,  trabajadores, estudiantes…. todos debemos ser excepcionales,   ejemplares,  Venerables,  los que ya lo  son continúen  inquebrantables por ese camino los que no lo somos lo tomemos como   urgente  meta y  compromiso.    

 

Además  de   Reforestar   nuestras  tierras,  cuidar nuestra ecología y  biodiversidad  también   reforestemos  nuestra Patria con buenos Panameñas(os)  imitemos    a  los ciudadanos    ejemplares, virtuosos buenas (os) hijas (os) de nuestra  Patria  otra  vacuna contra la peor enfermedad   social que  tenemos en  Panamá La  corrupción e impunidad.

 

Si lo consideras útil  compártelo con los tuyos. 

    

  

0 comentarios

EL DESASTRE  DE LOS REGISTROS SANITARIOS Y LOS NEGOCIADOS DE LOS MEDICAMENTOS

 

EL DESASTRE DE LOS REGISTROS SANITARIOS Y

 

LOS NEGOCIADOS DE LOS MEDICAMENTOS

 

Rose Marie Tapia R.

 

Tengo diecisiete años de tomar Lopresor de 100 mg. Cada año cuando se agota en medicamento, el distribuidor tramita un nuevo registro sanitario. Entonces comienza la pesadilla. Este es un medicamento que no tiene genérico, por lo tanto no hay ese paliativo. Solo tengo medicamento para diez días. No es gusto iniciar el año con esta sensación de inseguridad.

 

 ¡Qué sucede con los funcionarios que otorgan el registro sanitario a los medicamentos! ¿Por qué la demora? Acaso carecen de sensibilidad, o es que simplemente son incompetentes. He reflexionado sobre el tema y lamentablemente cuando piensa mal, aciertas. He llegado a la conclusión que detrás de esta demora se esconde un oscuro negociado, puede que me equivoqué, puede que no. El medicamento ha incrementado su costo un 100% y eso me hace pensar que hay intereses oscuros…

 

¿Qué es más importante la estabilidad de un paciente o los oscuros negocios de los distribuidores de medicamentos? Este es un monstruo de mil cabezas que ningún gobierno se ha atrevido a enfrentar. Lo que estos inescrupulosos no saben es que esta deuda de lesa humanidad la pagarán. Llámelo karma o castigo divino. El que comercia con la salud de un pueblo, jamás queda impune, ya que, esa actitud irresponsable condena a los enfermos a agravarse o a morir.

 

En varias ocasiones he puesto un anuncio urgente en las redes sociales y he encontrado personas que han lo buscado de farmacia en farmacia. En una ocasión fue Amarilis colaboradora de la Farmacia Botánica la que me facilitó el Lopresor. Hace unos años, Juan un joven atento y solidario llamó a más de sesenta farmacias hasta encontrar el medicamento, años después se enamoró de mi sobrina Maria Elena y pronto se van a casar. En otra ocasión, mi hermano Juan Carlos los consiguió en Costa Rica. Esta situación ha sido una verdadera odisea.

 

He podido llamar a esas personas para que resuelva mi problema. Pero no se trata de un caso personal. Si no de muchos pacientes que deben vivir ese viacrucis cada vez que se agota el medicamento. Ellos tal vez no tengan las facilidades de comunicación que tengo como escritora y promotora de la lectura.

 

En este país los pacientes estamos a la deriva, rodeados de tiburones que además de navegar con nuestra enfermedad, lo hacemos con el estrés de no conseguir la medicina que controla nuestra enfermedad.

 

 Al ministerio de salud le corresponde resolver el problema de los medicamentos y este caso es solo una arista de la infinidad de problemas referente a los medicamentos: baja calidad, bajo inventario, incluso en las farmacias privadas, genéricos que no tienen la equivalencia del original…

 

Señores del gobierno, resuelvan los problemas de los medicamentos y proporciónenle a los pacientes la tranquilidad que necesitan para recuperar la salud. Es impostergable que se pongan en acción.

 

  

 

 

2 comentarios

DEMOCRACIAS DE PAPEL

 DEMOCRACIAS DE PAPEL

 

 Por Ricardo Arturo Ríos Torres.

  

Democracia es un término degradado desde la sociedad griega al mundo de hoy. El arte de gobernar se prostituye con las llamadas democracias totalitarias, populares, autocráticas y las democracias de papel.

 

 Fidel, Lula, Dilma, Cristina, Assad, Putin, Martinelli, Donald Trump, Daniel Ortega, Evo Morales, Rafael Correa, Juan Manuel Santos, hablan de democracia, elecciones, de la voluntad popular que son líderes mesiánicos para gobernar. Todos son unos hipócritas, la reelección es una manera de perpetuarse en el poder, corrompen a su antojo el orden constitucional e imponen sus ambiciones de mando.

 

La izquierda y la derecha son sinónimos de corrupción, de violentar el orden institucional y de irrespetar los derechos humanos. La retórica, en ellos, es una falacia, un artificio teatral. El cinismo es la norma. El ego los pervierte.

 

Estados Unidos es la gran parodia, el voto de las mayorías carece de valor, inventan los colegios electorales para burlarse de la democracia directa. Hillary Clinton gana por más de 3 millones de votos por encima de Donald Trump, pero el irascible empresario es el presidente electo.

 

Panamá en el devenir republicano tiene presidentes de papel, así los llamó Polidoro Pinzón, uno de los dirigentes de la Generación del 58. Los generales José Antonio Remón Cantera y Bolívar Vallarino eran el poder real, los presidentes de opereta. La dictadura de Torrijos, Paredes y Noriega crea los presidentes de dedo, los nombran y destituyen por televisión. En un período u otro todo es una comedia.

 

Panamá tiene un gobierno presidencial, en la praxis la mayoría de los mandatarios ignoran el principio de las separación de  los poderes del estado de acuerdo a Montesquieu, el cual establece un  equilibrio del poder entre el Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El despotismo es la norma y los mandatarios  asumen el control de diputados, magistrados, jueces y fiscales. Martinelli es el más representativo por sus desplantes y el saqueo de los fondos públicos. Él goza de impunidad e inmunidad, la ley del encaje lo protege y sobre todo es bendecido por el Coloso del Norte.

 

Fidel y Hugo Chávez son el ejemplo de los regímenes comunistas y sus lacayos Nicolás, Daniel, Evo, Rafael, Cristina, Lula y Dilma son el ejemplo de una izquierda que va hacia el despeñadero.

 

Venezuela vive un caos infernal, la estulticia carece de límites, el pueblo se muere de hambre, sin medicinas ni seguridad económica, sin libertad y la América criolla guarda silencio cómplice y criminal. Bolívar es asesinado todos los días por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, dos rufianes.

 

 Leopoldo López es el símbolo del detenido político, el Mandela del continente americano. La izquierda panameña, prisionera del sectarismo suicida, carece de autocrítica, lo avala todo.

 

Juan Manuel Santos, el impostor, engaña con su cinismo hasta al Papa Francisco. Maquiavelo es un niño de pecho al lado de Santos. Un Nobel desprestigiado es su carta de presentación. Las Fuerzas Armadas de Colombia, la FARC derrotada militarmente por Álvaro Uribe logra un Acuerdo de Paz que los libera de culpas.

 

Putin, el nuevo zar de Rusia, tiene mucho de Stalin; asesina a sus opositores. El nuevo Hitler sueña con poner de rodillas a los europeos e interviene en las elecciones estadounidenses. Estados Unidos es una potencia decadente, frágil sin dirección. Hoy un rabioso y prepotente Rey Midas llevará al mundo a un conflicto sin precedentes. La alianza de Trump con Putin me recuerda la de Hitler con Stalin.

 

La utopía de Platón de gobernantes éticos, eficientes, que procuran la felicidad de sus ciudadanos es una meta inalcanzable.

 

Las democracias de papel me recuerdan a Cervantes con la carreta de los farsantes, en el auto sacramental de Las cortes de la muerte en su famoso Don Quijote.

 

Panamá, diciembre de 2016.

Correo electrónico: rrriost@hotmail.com  

3 comentarios

NIÑA BELLA

 

 

      Años después de publicada la novela Niña bella, haré algunas reflexiones. En primera instancia, deseo agradecer a las familias panameñas por la promoción que han hecho de este libro.                

 

     Tengo testimonios muy conmovedores de quienes han leído esta novela. Una niña de nueve años le preguntó a su padre si él ahorraba, este le contestó que no y ella, asombrada, le reprochó: “¿Te lo gastas todo?” El señor sintió vergüenza, lo confiesa, y a partir de ese momento comenzó a ahorrar. Cuando la mamá de la niña desea comprar algo, lo primero que su hija le pregunta es: “¿Lo necesitamos?” La mayoría de las veces la madre responde que no, y luego sonríe. Ella sabe que tiene en casa a una lectora que se toma muy en serio los conceptos expuestos en la novela a modo de narración.

 

Email: rosetap@gmail.com

 

      En una Feria del libro se me acercaron; el señor me felicitó por despertar conciencia en su pequeña, luego de comentarme la anécdota. La madre observaba nuestra conversación en silencio, aprobando con movimientos de cabeza, mientras la niña parecía orgullosa de su papel de ancianita consejera. Familias como estas son las que recomiendan la lectura de Niña bella a todas sus amistades.

      Tomando en cuenta todo eso, en la presente edición hice ciertos ajustes en la diagramación del texto para facilitar la lectura de los niños y, a la vez, de las personas de mayor edad. Los maestros, desde tercer grado, recomiendan la lectura de esta novela, y observan que los niños motivan a sus padres, abuelos y tíos a leerla. Esa es una de las formas de fortalecer los lazos familiares, de inculcar valores; y hay mucha necesidad de lograrlo.

      Hace unas dos o tres décadas, reunir a la familia requería espacios grandes. La familia nuclear de hoy, o el conjunto de personas que suelen convivir en el hogar, ha hecho innecesarios tales espacios: el modo de vida, las obligaciones, el crecimiento de la ciudad, la influencia de la tecnología comunicacional, así como la reducción de las moradas, nos apartan, nos aíslan, y eso provoca que los sentimientos de solidaridad y empatía se eclipsen mientras nos amenaza el individualismo, el egocentrismo, la soledad.

      La lectura de Niña bella, entre sus tantas funciones, nos motiva a recuperar la gran familia y nos enseña que ahí reside la fortaleza adecuada para resistir los embates de las crisis. Nos asegura que el amor por la familia será nuestra mejor protección contra las amenazas del presente.         

      A partir de la novela Niña bella, algunos niños que eran crueles con sus mascotas han recapacitado. Recuerdan que el padre de Sayuri tuvo que vender a su perrito, a “Cochito”. Aunque tiempo después lo recuperó, ellos en este pasaje vieron la posibilidad de perder a sus queridas mascotas, y eso los motiva a prodigarles amor y cuidado.

      Puedo confiarles que cuando estaba haciendo la novela y llegó la parte del reggae, no sabía qué hacer. Intenté buscar a profesionales que escribieran la letra, pero no fue posible, estaban muy ocupados. Le pregunté, por chat, a un chico cómo se hacía un reggae y él me contestó: “Sencillo, se cuenta una historia y se repite un coro”. Una historia, un coro… Así lo hice y se lo envié. Él me lo aprobó. Otros lectores le han puesto a esta canción diferentes estilos, rap, romántico, salsa.

     Unos meses después de publicada la novela un padre y su hijo de nueve años se inspiraron en la novela Niña bella e hicieron un reggae con letra y música; el nombre artístico del niño es Game Over. Tengo la grabación y en las videoconferencias la pongo como sonido de fondo. A los chicos les encanta la melodía.

     Mi mayor reto en esta novela fue narrar en primera persona. El narrador, una niña. Parecía muy difícil, hasta que tomé en cuenta que siempre he conservado en el fondo de mi corazón a la niña capaz de contar la historia; esa misma niña, de vez en cuando, toma las riendas de mi vida y me lleva por los senderos del juego y la diversión. Cuando comencé a escribir esta historia llamé a esa niña. Hice un viaje por la memoria y llegaron los recuerdos de los años de la inocencia. ¡Qué maravillosa tarea es narrar desde esos días! Y cuando quería animar a la niña en su tarea de narrar, evocaba los versos de una poesía de Antonio Machado: “En los labios niños, las canciones llevan confusa la historia y clara la pena”.

     Es cierto que el escritor muchas veces finge el dolor expresado en su historia y, a medida que avanza la trama, lo  siente, y quienes leen lo que escribe también sienten ese dolor que no han tenido. Así se crea sensibilidad y empatía para ser más solidarios con los que sufren de verdad. Esta novela no es la crónica de personas reales, pero sí es una recreación de la realidad, amasada con las experiencias vividas por muchas personas y con la levadura del deseo de una mejor sociedad, de mejor país.

     La ficción es una vida disfrazada, que pese a ser inventada, expresa verdades profundas de la vida que de esa manera, indirecta, salen a la luz para provecho de muchos. La ficción nos completa añadiendo a nuestras vidas aquello que nos falta para ser felices, o quitándole lo que nos hace desdichados. La literatura nos humaniza.

     La trama de esta novela es dolorosa. Las injusticias duelen; sin embargo, esta novela está plena de amor y de esperanza, aun en la peor de la circunstancia. El humor atempera el sufrimiento. La abuela es de Monagrillo, es un corregimiento pequeño y hermoso de nuestro país: la capital del humor de Panamá.

      La lectura de la novela Niña bella no solo es un llamado a la reflexión y al diálogo, como herramientas para resolver nuestros conflictos personales y colectivos, sino una lectura refrescante y muy divertida.

      Los temas principales de esta novela son de carácter social: desempleo, crisis económica, y la familia como apoyo en los momentos difíciles. Hay otros temas que subyacen en la novela: el miedo a perder el empleo, el miedo a no tener los medios suficientes para mantener a la familia y la disconformidad ante trabajos que se estiman “humillantes”, pero que llegan a ser necesarios para sobrevivir. Todo se puede resumir en  miedo. Miedo. Los trabajos permanentes reemplazados por oficios eventuales, temporales, no protegidos. En una crisis, esta coyuntura se hace realidad y los afectados se aferran a ella como a un clavo ardiendo porque no existen alternativas. En nuestro país nos sentimos lejos de esa posibilidad, pero son situaciones vividas en países cercanos en el pasado reciente, y debemos estar conscientes del riesgo que corremos, para evitarlo.

      ¿Cuál es el objetivo de una escritora al novelar su tema con personajes que son niños? Esta novela nos da herramientas para vencer el miedo, porque no podemos vivir con miedo. Ese es el mayor de los flagelos de nuestra sociedad, nos paraliza, nos impide ser productivos. Por otra parte, desde pequeños se debe aprender que el ahorro es lo que nos proporciona la seguridad suficiente para enfrentarnos a cualquier crisis.

      Mi intención era tratar el tema de manera realista y hacer una crítica severa a los empresarios y funcionarios estatales que cuando despiden a una persona, por reducción de personal, o por espacio político, no evalúan el daño que ocasionan en las familias de esos empleados que destituyeron. Espero conmover a esos corazones de piedra, para que cuando vayan a tomar una medida similar, recuerden la novela y no causen ese grave daño.

      Perder el empleo es uno de los acontecimientos más estresantes que puede ocurrirle a alguien. El trabajo no es solamente una fuente de ingresos, sino de autoestima. Muchas personas experimentas síntomas parecidos al duelo: conmoción, confusión, enojo, negación y depresión. Si aunado a esto, las personas están endeudadas, se sienten en la ruina. Para la familia está claro los mensajes: no endeudarse en exceso y ahorrar.

     Me basé en hechos concretos, aunque aquí se han novelado bastante. Agradezco a todos aquellos que fueron entrevistados: diecisiete niñas, dos abuelas y dos padres que sabían lo que se siente al estar desempleados. Gracias por permitirme modelar Niña bella con una parte de sus vidas.

  

Esta historia que ahora es de ustedes. 

Leer más 20 comentarios

LA INVASIÓN, UN PASADO IMBORRABLE

            La invasión, un pasado imborrable  

                                                                          Por Ricardo Arturo Ríos Torres.

                                                                                            

 Nuestra historia está hecha

                                                                                                  de esclavitud y libertad.  

                                                                                                    Manuel Orestes Nieto

 

    El suelo nativo ha sido hollado por imperios codiciosos y crueles, entre ellos  el hispano y el estadounidense.

   Los conquistadores españoles lucharon por más de 40 años para vencer la resistencia de indómitos guerreros. La heroicidad de Quibián, Urracá y París, como muchos otros, es leyenda. Igual la valentía de los cimarrones como Bayano y Felipillo.

              Panamá es un país intervenido por el Imperio de Wall Street desde el siglo XIX al presente. La agresión es psicológica, militar, económica y política.

              El Tratado Mallarino-Bidlack  de 1846  le otorga al Coloso del Norte el derecho de intervenir en el Istmo de Panamá. Colombia cede su soberanía incapaz de detener el ansia separatista del país canalero.

            La república panameña en la Constitución de 1904, en el artículo 136 repite ese abominable acto de sumisión a las águilas imperiales de Washington.

            Desde 1850 se dan más de 28 intervenciones armadas por los Estados Unidos en Panamá. Los imperios nunca  necesitan de excusas, tratados ni permisos para ocupar, en su expansión, el espacio vital de otros para satisfacer sus intereses.

             La invasión de 1989 fue un acto demencial y descomunal, la más violenta y criminal de las intervenciones estadounidenses en la patria de Victoriano Lorenzo. El imperio del dólar se desquitaba de lo acontecido en la gesta patriótica del 9 de enero de 1964. El mensaje era directo, aquí estamos, el paraguas del Pentágono  es permanente.

            La madrugada del 20 de diciembre, se desata un violento huracán de fuego homicida, un zumbido perverso  barre el Chorrillo. La noche se iluminó con soles de pólvora y metal, una lluvia de meteoritos infernales aterrorizan a una población indefensa, el infierno de Dante se hace real. El horror made in USA  con sus ríos de sangre inundan con trágica desolación una tierra de música y poesía.

            Lo grotesco y humillante es que Noriega, es el Frankenstein creado por la CIA. El golpe militar de 1968 tuvo su gestión en  el Departamento de Estado de los yankees. La cúpula militar de las Fuerzas de Defensa, los líderes del PRD de ese momento y la izquierda panameña avalaban una dictadura  pro norteamericana dirigida por un agente de la CIA, todos ellos sabían de la invasión. Nada hicieron para impedirla; era la crónica de una invasión anunciada con dos años de anticipación. Nada fue casual; por tanto todos son responsables de los miles de panameños asesinados, entre ellos la tropa y suboficiales abandonados por sus mandos superiores los cuales carecieron de decoro y dignidad; esos panameños fueron traicionados y llevados a un sacrificio infame.

         Noriega y su Estado Mayor, como  el PRD brazo político de ese régimen nefasto deben rendir cuentas, su culpabilidad es insoslayable.

        La elite dominante, sobre todo la que mantiene la mentalidad del protectorado de 1903 también alentó la invasión, tienen responsabilidad y también son culpables de esa masacre.

       San Miguelito y otros sectores como la base de Coco Solo y Amador ofrecieron una resistencia heroica y osada al ejército invasor. Mientras la alta oficialidad se entregaba dócilmente a sus amos de la CIA, capitanes, tenientes y tropa lucharon hasta morir, así lo reconoció el General Cisneros. Germán Torres, mayor jubilado, con muchos panameños se destaca en San Miguelito y en la batalla de Tinajitas. Noriega es protegido en la nunciatura, mientras muchos  panameños ofrecían sus vidas en aras de la Patria agredida.

         El saqueo fue programado por la cúpula militar, el asalto a los comercios y bancos era la venganza contra los empresarios que los adversaban. La acción fue ejecutada por personal asignado, entre ellos los batalloneros, fuerza de choque de Noriega. El saqueo era el juego macabro para distraer al populacho de los actos de agresión del ejército estadounidense. Aurelio Díaz, propietario de DIMAR narra en su libro Yeyo el inmigrante como salvó su negocio de las bandas delincuenciales que azotaron la ciudad en ese momento de angustia, dolor y lágrimas. Aurelio fue entrevistado en Tertulia Literaria el programa cerrado por Martinelli en Radio Panamá.

         Los 27 años de esa catástrofe humana obliga a realizar investigaciones objetivas y serias de ese acontecer, establecer sus antecedentes, causas y consecuencias.

        Las letras panameñas tienen el deber histórico de asediar a través de novelas, cuentos, poemas, dramas y ensayos el imaginario de lo sucedido. De lo contrario Cómala nos estará acechando, los fantasmas reclaman el sueño eterno.

        La Patria Sagrada lo demanda, ese pasado es imborrable.

  

Istmania, 20 de diciembre de 2016.

 

4 comentarios

Blog - La importancia de la lectura

 

LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA

 Cuando adquirimos el hábito de la lectura adquirimos capacidades, tales como la comprensión lectora, la reflexión, la concentración, el desarrollo del pensamiento crítico. Este hábito mejora la redacción, ortografía, la expresión oral y escrita, aumenta el vocabulario. En fin, todas esas destrezas nos permiten expresar de manera clara y coherente nuestro pensamiento. La lectura también nos ayuda a entender la vida.

La lectura es herramienta de capacitación que nos permite aprender durante toda la vida. Porque el aprendizaje debe ser una actividad permanente. En esta época de cambios vertiginosos en la cual los conocimientos pierden vigencia con rapidez, es fundamental tener el hábito  de la lectura que nos garantice tener  información actualizada. Porque esto nos hace más competentes y eficientes en el campo laboral y académico.

La lectura amplía los horizontes del individuo permitiéndole ponerse en contacto con lugares, gentes, experiencias y costumbres lejanas, ampliando nuestro bagaje cultural. La lectura es terapia ocupacional, porque nos entretiene y aleja de nuestra mente pensamientos de preocupación. Si usted logra concentrarse en la lectura, no habrá espacio para la depresión ni la ansiedad. No libra de la soledad y el consumismo que tanto nos aflige.

La lectura nos hace soñar con tiempos mejores, nos motiva a emprender nuevos retos, nos inspira a ser mejores personas. Cuando conversamos sobre un buen libro nos acerca a nuestros amigos y familiares, pues  la lectura mejora las relaciones humanas, enriqueciendo los contactos personales.

 La lectura facilita la recreación de la fantasía y el desarrollo de la creatividad. El lector, durante la lectura, recrea lo que el escritor ha creado para él. Cuantas veces no hemos cambiado un final en una novela que no nos gustó.

 La lectura favorece el desarrollo de las virtudes morales siempre que los libros se seleccionen adecuadamente. Las lecturas proponen modelos para admirar e imitar; y, mientras los modelos vivientes pasan, los protagonistas de los libros permanecen.

 La lectura potencia la formación estética y educa la sensibilidad estimulando las buenas emociones artísticas y los buenos sentimientos. Nos ayudan a conocernos a nosotros mismos y a los demás, y favorecen la educación del carácter y de la afectividad, despertando buenos sentimientos. La lectura nos enriquece y nos transforma, nos hace  disfrutar y algunas veces, sufrir.

 Les contaré una experiencia personal. Cuando era la gerente de Raúl Tapia y compañía para mí lo más importante en la entrevistar a un futuro colaborador de la empresa era si este era lector o no. Mi primera pregunta era. Cuántos libros leyó el año pasado. Cuando la respuesta era y eso que tiene que ver con el trabajo. Le decía tiene todo que ver.  Si la persona había leído menos de cuatro libros, no lo consideraba. Los que por lo menos había leído esa cantidad o más. Continuaban la entrevista. Si era escogido le decía que la entrevista final se las haría en una semana después de la lectura de un pequeño libros que les entregaba: el mensaje a García de Elbert Hubbard (1856-1915) norteamericano. Si la persona no se leía el libro, no era considerado para la vacante. Ya  este libro es patrimonio de la humanidad porque el escritor murió hace más de 50 años.  Los que se interesen pueden bajarlo de Internet y leerlo. Cuando lo hagan comprenderán porque era tan importante la lectura de este libro para su trabajo.

Leer más 0 comentarios

SOY  LECTOR... ¿ Y  TÚ?

Rose marie tapia


Escritora, novelista. Creadora del Programa Sociocultural Siembra de lectores.  

YOLANDA CRESPO D.


Catedrática Universidad de Panamá, escritora, columnista de La Estrella de Panamá

RICARDO ARTURO RÍOS T.


Escritor, creador del Círculo de lectura Guillermo Andreve. Columnista de varios diarios de Panamá. Promotor cultural.


QUIENES SOMOS

 

El proyecto Siembra de Lectores inició el 10 de febrero de 2007 en la Biblioteca pública de la ciudad de Colón. Este proyecto fue ideado por la Escritora Rose Marie Tapia R, coordinadora del grupo literario Letras de Fuego con la colaboración del Dr. Gustavo Salom, por el Instituto Superior Politécnico Internacional y Nitzia Barrantes, por la Universidad de Panamá.

Los objetivos de este proyecto son promover la lectura en las ciudades y áreas rurales. Promover los valores de responsabilidad, solidaridad, respeto y compromiso, así como la autoestima y la coherencia.

 

Además de incentivar la organización comunitaria, la promoción de los valores y de una conciencia ecológica. La propuesta de este proyecto es la educación permanente desde la comunidad, promoviendo la responsabilidad de la autoformación.

Actualmente se cuentan con 267 Círculos de lectura presencial y uno virtual con 4,170 miembros.

 

Inscribirse en el círculo Siembra de lectores - Inscribirse al circulo de lectores Milenium